Sugerencias al Hogar

APOYO AL HOGAR

USO SEGURO DE INTERNET

El mundo virtual tiene riesgos y consecuencias.

Tome en cuenta las siguientes sugerencias:

1.- La comunicación y la confianza con sus hijos(as), será siempre el camino más efectivo para enfrentar los riesgos.

2.-Sitúe el computador de la casa en una habitación de uso común, donde pueda tener conocimiento de los sitios que visitan sus hijos. Evite instalarlo en el dormitorio, ya que allí supervisar es difícil.

3.- No instale webcam en el computador a libre disposición de sus hijos menores de edad.

4.- Pregunte a sus hijos qué páginas visitan, con quien hablan y sobre qué. Insista en que no deben revelar datos personales a “amigos” del chat, Instagram, Ask, Facebook, etc. Pregunte por los contactos que tienen en sus cuentas de redes sociales, ¿Quiénes son?, ¿Dónde los han conocido?.  Explique que existen programas capaces de descifrar las claves de acceso o entrar a una conversación privada.

5.- Explique que nunca deben enviar fotos o videos suyos ni de sus amigos a desconocidos, pida que le muestren las fotos que suben a la plataforma. Aconseje no publicar fotos provocativas o no adecuadas para su edad.

6.- Explique que las personas virtuales no son necesariamente lo que aparentan ser en línea. En el “ciber-espacio” los abusadores aparentan ser otros  para acosar a niños y jóvenes.

Sitios recomendados para más información www.vtrinternetsegura.clwww.ciberfamilias.com

 

 

ALIMENTACIÓN EN EDAD ESCOLAR

Los niños (as) y jóvenes en edad escolar (entre 7 y 18 años), necesitan una alimentación nutritiva y suficiente para realizar adecuadamente sus funciones: jugar, correr, estudiar, crecer y otros. Su alimentación no solo afecta su crecimiento y desarrollo, sino también su aprendizaje y conducta.

 

1.-Los niños (as) mal alimentados, tienen problemas en el aprendizaje, en las tareas escolares tienden a ser más lentos, en su trabajo desarrollan menos actividad física por estar demasiados cansados.

2.-Una buena alimentación durante la etapa escolar permite la formación de buenos hábitos para toda la vida. La alimentación debe ser suficiente, completa, equilibrada, variada e inocua.

3.- El desayuno es muy importante, ya que el hecho de no desayunar tiene efectos adversos en la capacidad mental y de aprendizaje.

4.- Consumir meriendas adecuadas como complemento del desayuno, almuerzo, y comida. Consumir las frutas enteras, con cáscara por su fibra y sin azúcar ni sal. Consumir los cereales como arroz acompañado con leguminosas tales como: frijoles, lentejas o garbanzos.

5.-  Es importante que los padres enseñen a sus hijos a comer adecuadamente, a tomar leche a diario, comer frutas y verduras a diario, no abusar de los dulces, pasteles o mayonesa, entre otros.

 

EVIDENCIAS DE ESTUDIO 5° a IV Medio

1.- Las evidencias de estudio, corresponden a una actividad previa a las evaluaciones. Refuerzan los hábitos de estudio, motivan el aprendizaje y la responsabilidad escolar.

Las Evidencias de estudio están compuestas por:

ü  Cuestionario de 10 preguntas (elaborado y resuelto por el alumno (a).

ü  Resumen o síntesis escrita de los contenidos o unidad a evaluar.

ü  Mapa conceptual de los contenidos tratados en clases.

2.- Las “evidencias de estudio”, complementan la evaluación. Son revisadas por el profesor(a), quien le asignará el puntaje correspondiente.

3.- El alumno(a) debe presentar sus evidencias de estudios previamente a todas las evaluaciones de 5º básico a 4º medio.

5.- Se excluyen de evidencias de estudio los ramos Artísticos y Educación Física, así como  otras actividades tales como: disertaciones, trabajos grupales  e investigaciones.

Para crear hábitos de estudio en el hogar

Establezca una rutina de estudio desde que el hijo es pequeño y elija un lugar de estudio fijo, con adecuada iluminación, ventilación, escritorio y silla adecuada, sin ruidos, sin comida, sin tv o radio, y con computador, solo si se necesita para el trabajo. Confeccionen un horario de estudio de lunes a viernes. Deje descansar a su hijo el fin de semana. Los niños y jóvenes deben sentir que también pueden divertirse. Supervise al niño. A medida que el niño/a crece, la supervisión disminuye, hasta que el niño/a logre ser autónomo.

Sitios de apoyo para el estudio en el hogar:

www.yoestudio.cl

www.educarchile.cl

www.puntajenacional.cl

 

 

CÓMO CREAR HÁBITOS DE ESTUDIO EN NUESTROS HIJOS

Uno de los mayores problemas que presentan los padres con sus hijos es la falta de hábitos y técnicas de estudio. Por ello aquí les dejamos con algunas recomendaciones de la psicopedagoga y Magíster en Investigación en Psicopedagogía, Ingrid Díaz.

*  Los hábitos de estudio deben generarse en el hogar                         

*  Hay que cuidar siempre los horarios y espacios donde se desarrolla el estudio.

*  El estudio diario, debe durar mínimo 45 minutos.

Los hábitos de estudio en solitario de los hijos/as se tornan un tema importante para muchos padres, especialmente para aquellos que pasan la mayoría de su tiempo fuera de la casa. Hoy los padres, cuenta la psicopedagoga no saben cómo ayudar a sus hijos a establecer una rutina de estudio, por tal razón los alumnos no logran asumir este trabajo como un hábito para poder aprender a estudiar en forma autónoma.

Para Ingrid Díaz, hay tres razones fundamentales por la cual a los padres les cuesta tanto establecer hábitos de estudio. Aquí se las detallamos:

En primer lugar parece existir una generación de padres, a quienes les cuesta poner límites a sus hijos, debido a la falta de tiempo que permanecen con los pequeños, producto del trabajo, por lo mismo ¿en qué momento pueden estar supervisando si su hijo está cumpliendo con tareas y estudios?

En segundo lugar, la cultura laboral, que trasciende a la comunidad de esta región, facilita el que la madre sea la protagonista del rol parental, con una sobrecarga, que incide en tener más demandas a la hora de fomentar el estudio durante la semana. Luego aparece el padre en sus días de descanso, quién desea pasarlo bien con su familia, rompiendo las reglas que se han establecido por parte de la madre.

Por último existe una cultura de los premios, los cuales se entregan a los niños antes de haber cumplido con su deber. Los pequeños ven televisión, juegan videojuegos, salen a pasear, van al cine, etc., pero luego al llegar la hora de tomar los cuadernos, tienen la mente cansada, les quedan pocas horas para ir a dormir, estableciéndose una dinámica que no es la más apropiada.

Debido a estos panoramas, afirma Ingrid, muchos niños llegan al psicopedagogo, “no obstante, la tarea de establecer estos hábitos debe partir en el hogar”, para poder adquirir una rutina, que debe ser ojalá de lunes a viernes. Entonces ¿qué se puede hacer?

SIETE PUNTOS CLAVE PARA DESARROLLAR LA AUTONOMÍA

A continuación sugerencias de acciones que si los padres y los niños cumplen, podrán lograr con éxito la autonomía para “aprender a estudiar solos”:

1) La primera y más importante: tenga presente que puede consultar a una eminencia en psicopedagogía, pero si usted como mamá o papá no pone reglas para cumplir una rutina de estudio, no va a cambiar la situación.

2) Por lo mismo, establezca una rutina de estudio desde que el hijo es pequeño.

3) Elija un lugar de estudio fijo, con adecuada iluminación, ventilación, escritorio y silla adecuada.

4) Se recomienda que el espacio sea sin ruidos, sin comida, sin tv o radio, y con computador, solo si se necesita para el trabajo. Confeccionen un horario de estudio de lunes a viernes. Deje descansar a su hijo el fin de semana. Los niños y jóvenes deben sentir que también pueden divertirse.

5) El estudio debe durar 45 minutos y luego realizar un descanso. Cuando se presenten más dificultades, se debe fragmentar el uso de tiempo con recreos.

6) Para que los horarios de estudio se cumplan, supervise al niño. A medida que el niño/a crece, la supervisión disminuye, hasta que el niño/a logre ser autónomo.

7) Enseñe a su hijo/a a “darse premios”. Esto significa ver televisión, jugar con los amigos, jugar videojuegos, si cumplió con su estudio. Los premios varían en tamaño dependiendo de la magnitud de la tarea. Si le da los premios antes de que cumpla con su deber, no logrará establecerse metas, que son tan necesarias en la vida.

Fuente:  educarchile.cl

 

 

Recomendaciones sobre Alimentación en edad escolar

1.     Los niños (as) y jóvenes en edad escolar (entre 7 y 18 años), necesitan una alimentación nutritiva y suficiente para realizar adecuadamente sus funciones: jugar, correr, estudiar, crecer y otros. Su alimentación no solo afecta su crecimiento y desarrollo, sino también su aprendizaje y conducta.

2.     Los niños (as) mal alimentados, tienen problemas en el aprendizaje, en las tareas escolares tienden a ser más lentos, en su trabajo desarrollan menos actividad física por estar demasiados cansados.

3.     Una buena alimentación durante la etapa escolar permite la formación de buenos hábitos para toda la vida. En esta etapa, la aceptación del grupo es muy importante y el niño (a) debe mantenerse a la par de sus compañeros de escuela. Cuando el niño (a) va a la escuela por 1ª vez se enfrenta a patrones alimenticios que pueden ser diferentes de los que conoce en el hogar. Lamentablemente aprende que ciertos alimentos pueden ser aceptables para el grupo del cual se desea ser parte, mientras que otros alimentos de diferente patrón cultural pueden observarse con menosprecio, como resultado de esto puede no querer aceptarlos en su hogar.

4.     Los refrescos gaseosos, alimentos empacados en bolsitas, entre otros; pueden adquirir mayor valor y aceptación por parte de los niños (as), especialmente por la influencia de la propaganda comercial que utilizan las industrias alimentarias.

5.     La alimentación debe ser suficiente, completa, equilibrada, variada e inocua. Esto quiere decir que es suficiente cuando una persona consume la cantidad de alimentos para cubrir los requerimientos según edad, sexo, talla, peso, actividad física, y salud. Se dice es completa si aporta todos los nutrientes; equilibrada, si el aporte de los nutrientes está en adecuadas proporciones. Variada, si incluye diferentes alimentos y preparaciones en cada comida; e inocua, en el cual su consumo habitual no implica riesgos para la persona que la ingiere.

6.     Casi nada disgusta a los niños (as) escolares, excepto las verduras que generalmente no se comen en cantidades satisfactorias. A la edad de 8 a 10 años, el apetito de los niños (as) es generalmente muy bueno.

7.     La mayoría de los niños (as) en esta edad; están de prisa y no les gusta gastar su tiempo en comidas y son propensos a eliminar el desayuno. El desayuno es uno de los tiempos más importantes, ya que el hecho de no desayunar tiene efectos adversos en la capacidad mental y de aprendizaje.

8.     Es importante establecer un horario fijo de alimentación en que se realicen 3 tiempos de comida y 2 a 3 meriendas.

9.     Consumir las frutas enteras, con cáscara por su fibra y sin azúcar ni sal.

10.  Consumir los cereales como arroz acompañado con leguminosas tales como: frijoles, lentejas o garbanzos.

11.  Preferir las frutas y vegetales crudos por su mayor contenido de vitaminas y minerales.

12.  Evitar el consumo de confites, dulces, frescos gaseosos, productos de bolsitas por su alto contenido de grasa y azúcares que producen obesidad, caries dental y sustituyen otros alimentos que son esenciales en la alimentación.

13.  Controlar periódicamente el peso de los niños.

14.  Si el niño tiene sobrepeso, debe subir la actividad física y bajar el consumo de grasa y azúcar.

15.  Practicar ejercicios diariamente porque son necesarios para un buen desarrollo físico y mental. Se debe fomentar los juegos que requieran movimiento, la práctica de deportes; e idealmente, incorporándose también toda la familia.

16.  Consumir meriendas adecuada porque es complemento del desayuno, almuerzo, y comida.

17.  Los niños (as) aprenden buenos hábitos por imitación de los adultos y no por corrección continua en la mesa.

18.  Es importante incentivar que en las colaciones escolares tengan productos alimenticios de mayor calidad nutricional, tales como: refrescos naturales, y frutas, entre otros; para que los niños tengan acceso a estas opciones.

19.  La familia debe aprender el concepto de alimentación saludable, esto es, comer alimentos de todos los tipos en la cantidad justa, dejando de lado o reduciendo lo más posible aquellos alimentos que solo brindan calorías (energía) sin aportar nutrientes importantes para nuestro organismo (golosinas, bebidas gaseosas, etc.).

20.  Es importante que los padres enseñen a sus hijos a comer adecuadamente, a tomar leche a diario, comer frutas y verduras a diario, comer legumbres regularmente; no abusar de los dulces, pasteles o mayonesa, entre otros.

Fuente de Información:
Mario Carballo
Nutricionista Profesional
Vida óptima

 

La Semana del Cerebro. Publicado por CEREBRUM

 ¿Escuchar música clásica ayuda a mejorar las habilidades enmatemáticas?

No. Las evidencias científicas han demostrado que por un lado, se sabe que si se escucha música que uno disfruta (no necesariamente clásica) se generan efectos a corto plazo de activación fisiológica y emocional que pueden potenciar el desarrollo en diferentes tareas, siendo una de estas, pero no exclusivamente, la matemática. Por otro lado, practicar un instrumento musical de manera habitual permite desarrollar habilidades básicas que luego facilitan el aprendizaje y desarrollo de otras áreas de la educación como la matemática. Facilita el aprendizaje, pero no lo reemplaza.

 

¿Existe relación entre la alimentación y el funcionamiento del cerebro?

Sí. El cerebro, como todo órgano de nuestro cuerpo, necesita de los nutrientes que ingerimos o respiramos para poder funcionar de manera óptima. Si se tiene una dieta balanceada que provee todos los nutrientes requeridos por nuestro organismo, se mantendrá un estado de balance u homeostasis que permitirá e incluso potenciará el funcionamiento del cerebro.Por otro lado, la falta de alimentación adecuada (ya sea por no tomar desayuno o por ingerir alimentos chatarra, entre otros) genera un estado fisiológico en los consumidores que impide mantener la atención o los niveles energéticos necesarios para hacer frente a las exigencias de un contexto educativo, por ejemplo. El tipo de dieta que ingerimos puede influir en la activación genética, la síntesis de proteínas y en última instancia el funcionamiento del sistema completo. El dicho: dime qué comes y te diré quién eres, es muy aplicable al funcionamiento del cerebro.

 

 ¿El cerebro de un adolescente y un adulto tienen el mismo nivel de desarrollo? ¿Por qué?

No tienen el mismo nivel de desarrollo. El cerebro adolescente, a diferencia del adulto, aún se encuentra en un estado de maduración, particularmente en las áreas frontales y prefrontales, vinculadas a las funciones ejecutivas, a la toma de decisiones y al componente moral de la personalidad. Por último, en términos de plasticidad cerebral, el adolescente aún tiene mayor plasticidad, permitiendo la formación de nuevas conexiones con mayor facilidad que los adultos; sin embargo, hay que ser claros en que el cerebro es plástico hasta el último día de nuestras vidas, solo que en ciertas edades lo es más que en otras.

 

¿Por qué la calidad del sueño tiene influencia en el funcionamiento del cerebro?

Porque el sueño es una función corporal que se encarga de reponer al organismo. Cuando uno duerme, el cerebro desecha o consolida recuerdos ocurridos durante el día y, si no se le permite descansar las 8 horas en promedio recomendadas, entonces la consolidación de aprendizaje y la reparación del organismo se verán perjudicados. Si un cerebro no descansa lo suficiente, tampoco podrá funcionar de manera óptima en diferentes contextos y la consolidación de aprendizajes se verá limitada.

 

¿Existen diferencias en las habilidades lectoras y matemáticas entre hombres y mujeres?

Cuando se habla de habilidades lectoras y matemáticas, los resultados de evaluaciones nacionales, regionales e internacionales muestran que las brechas de género se mantienen, asociándose la comprensión lectora como una habilidad de las niñas, y las matemáticas como algo propio en los niños. Sin embargo, cuando las mismas organizaciones, entre ellas OCDE-PISA, que recogen estos resultados realizan el análisis a nivel global, sostienen que estas diferencias no se dan por un tema de género, sino por las brechas generadas por prácticas pedagógicas en las escuelas, producto de estereotipos sociales, desconocimiento acerca del neurodesarrollo y la actitud de estudiantes y docentes.

Hoy sabemos que el cerebro de la niña y el niño son diferentes en algunas estructuras y que son gobernadas por los genes y las hormonas, pero que finalmente su funcionamiento e integración en los procesos cognitivos son determinados por las experiencias. Por lo tanto, el desarrollo de una habilidad cognitiva, sea de compresión verbal o matemática, estará definida más por el impacto de la escuela y el entorno que por las diferencias biológicas del cerebro del niño y la niña.

Entonces, ¿es necesario atender las diferencias? Sí, siempre y cuando el profesional responsable de desarrollar las habilidades en los niños y las niñas cuente con los conocimientos necesarios para evitar estereotipos y neuromitos, aprovechando las diferencias para que los niños y niñas encuentren mejores estrategias para resolver problemas.

 

¿El estado emocional de los niños puede afectar su capacidad de aprender?

Durante los últimos años, los problemas emocionales en los niños pequeños se han convertido en una gran preocupación para los educadores, padres y otros. Estamos presenciando un creciente número de niños que están excesivamente enojados o tristes; o igual de preocupante, que apenas parecen experimentar emociones positivas tales como la curiosidad, el interés o incluso la felicidad.

Es difícil decir por qué está ocurriendo esto, pero en parte puede deberse a la velocidad del cambio en nuestra sociedad. El crecimiento de la urbe trae consigo todo tipo de presiones físicas y psicológicas que estresan a los niños y sus familias. También existe una creciente preocupación relacionada con la gran cantidad de estímulos visuales, auditivos y sociales que experimentan los niños, en particular en entornos urbanizados; la falta de experiencias basadas en la naturaleza; la disminución de ejercicio y los deportes organizados e improvisados; patrones familiares cambiantes y escasas actividades de ocio; así como, la exposición a temas emotivos alarmantes en los medios de comunicación.

Ahora que estamos próximos al inicio del año escolar, revisemos lo anterior y recordemos que existe una relación muy estrecha entre el estado emocional del niño y su capacidad de aprender, si un niño está deprimido, asustado, ansioso, enojado, frustrado o avergonzado, será muy difícil, si no imposible, que se concentre. Por el contrario, mientras más tranquilo, feliz, seguro, curioso, confiado e interesado esté el niño, mejor aprenderá.

 

FaLang translation system by Faboba

 

Facebook   Twitter   Rss

Año Escolar 2017